¿De qué hablamos cuando hablamos de Danza? Un escrito en dos partes. por Anabella Pareja

¿De qué hablamos cuando hablamos de Danza?

Un escrito en dos partes.

Uno: de la danza.

En mi primer clase de danza, a los 15 años, el profesor nos dijo, “te das cuenta de que amas esto, cuando te encuentras hasta en el supermercado practicando pasos de danza.” Bien, sonó sencillo y le tomé la palabra y fue así que durante casi diez años me pareció muy fácil hacerme creer que amaba la danza y me engañé haciendo formas en cualquier lugar, sin entender realmente porque lo hacía. Diez años después intenté juntarme con un grupo para hacer una obra de danza, y fue entonces que apareció el vacío de todo ese tiempo. Nos encontrábamos todos los días viendo películas, recomendándonos libros, yendo a museos, para ver de qué podríamos hablar en nuestra obra de danza. Me di cuenta que durante todo este tiempo de clases nunca había entendido y ni siquiera me había preguntado de que hablaba la danza. La realidad era que hasta ese momento había tenido que recurrir a otras artes como el cine, el teatro, la literatura, para ayudarme a seguir creyendo en algo que en el fondo no conocía. Reflexioné, cuestioné y empecé a escuchar las palabras y conceptos de la danza que iban mas allá de la forma en sí misma: peso, huesos, articulaciones, piel, cuerpo, tiempo, espacio, entre muchas mas. Palabras y conceptos que me ayudaron a correr mis límites y así ampliar mi imaginación, pudiendo por fin crear danza.

Dos: del cuerpo.

Descubrí, creando danza, que tenemos la mejor herramienta de trabajo que podemos tener, El Cuerpo, y que nuestro cuerpo se ve influenciado por todo lo que vivimos, vemos, leemos y escuchamos, ¿por qué no explorarlo así?, ¿por qué limitarlo a que el cuerpo en una obra de danza tiene que hablar de amor, de un libro que leímos, de una película que vimos?, ¿será verdad que como creadores de danza, realmente podemos hacer esto?, ¿no desvalorizamos así lo nuestro?, ¿no sería nuestro verdadero trabajo intentar descubrir de que habla el cuerpo, cuál es su dramaturgia? Quizás sea por esta falta de investigación del cuerpo, que en las obras de danza, este termina quedando en un segundo plano, y la obra depende más de la iluminación, de la música, del video o el vestuario, que del cuerpo mismo, lo que no significa que esté en desacuerdo de usar estos elementos, pero si creo que estos deberían sumar, mas no ser indispensables. Aclarando que esta utilización del cuerpo no tiene nada que ver con la forma o solo con el movimiento. Asimismo considero que por esta desconfianza en nuestra herramienta de trabajo, fuimos nosotros quienes nos encargamos de formar un espectador de danza pasivo, porque quisimos hablarle de una idea concreta y que el espectador entendiera exactamente ese idea, en vez de darle la oportunidad de crear, reflexionar e imaginar una obra suya con la composición que nosotros propusimos. Porque si el espectador no nos ve, no nos reflexiona, nuestra obra no existe. Definitivamente es momento de empezar con nuestras obras a hablar de danza, a través de una sensibilidad mas inteligente.

2 Respuestas a “¿De qué hablamos cuando hablamos de Danza? Un escrito en dos partes. por Anabella Pareja

  1. Jenyffer Jativa burbano

    es verdad el cuerpo es un cumulo de sensaciones , emociones etc del cual se debe partir como el eje como mas que una simple herramienta…………….

  2. no tiene mucha imformacion y no me sirvio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s